Diseño Universal de Aprendizajes (DUA): Una nueva mirada a la inclusión y la diversidad

Lunes, Enero 30, 2017 - 12:16
Como parte del programa de formación de verano, coordinadores y profesores de pre básica y primer ciclo pudieron explorar estrategias para abordar la inclusión en la sala de clases, de acuerdo a lo que estipula el Decreto 83 emitido por el Mineduc.

“La idea del Diseño Universal de Aprendizajes (DUA) es ofrecer a los niños múltiples alternativas de motivación, de comprensión, y de expresión de lo aprendido, entregándoles la oportunidad de trabajar a partir de un curriculum más flexible, que permita a todos desarrollar sus fortalezas y habilidades, superando las barreras que puedan surgir a partir de su diversidad”. Así resume Marita Correa, especialista y facilitadora de A+ Consultores, la razón de ser del DUA, que además de ser una tendencia mundial en educación escolar -avalada por investigaciones provenientes de la biología, las neurociencias y la psicología- se ha convertido en un imperativo para los colegios de Chile, desde la promulgación del Decreto 83 elaborado por el Ministerio de Educación.

Publicado a comienzos del año 2015, el documento plantea la inclusión educativa como una obligación para todos los colegios que reciben aportes del estado, implementándose en una primera etapa en la educación parvularia y el primer ciclo básico. Este importante cambio implica realizar adecuaciones curriculares para responder a las diferencias individuales de todos los estudiantes, junto con incorporar a los niños con necesidades educativas especiales a las mediciones de la calidad de la educación, lo que permitiría evitar prácticas de exclusión y promover altas expectativas en los docentes para estos estudiantes.  

Por ello es que, como parte de su programa de formación de verano, EducaUC invitó a un grupo de coordinadores y profesores a participar de una capacitación sobre el tema, en la que se presentaron los principios básicos que sostienen este nuevo paradigma en educación, junto con entregar herramientas y estrategias concretas para poder implementarlo en el aula.

Tal como explica la consultora Kira Ausin, el DUA no sólo implica buscar formas para integrar a los alumnos que evidentemente tienen necesidades especiales de aprendizaje -como puede ser un niño son Síndrome de Down o una niña en silla de ruedas- sino que nos exige una nueva forma de mirar la diversidad y la inclusión. “Es entender que dentro de un curso todos los estudiantes tendrán alguna necesidad individual de aprendizaje que los caracteriza, porque todos somos diferentes. Eso hace que mis formas de entender, de motivarme o de expresar lo que sé, sean distintas de las que tiene la persona que está a mi lado, porque todo ello depende de las oportunidades o de las experiencias de vida que yo tengo”.  

¿Cómo es posible entonces lograr resultados de aprendizaje trabajando con grupos humanos tan diversos? Ambas expertas explican que el camino es considerar estas diferencias en la búsqueda de estrategias y la planificación de las clases, utilizando distintos mecanismos para abordar los tres principales momentos de la enseñanza: la motivación, la representación de lo que queremos que aprendan, y la expresión de lo aprendido por los alumnos. “Hay dos conceptos muy importantes en el DUA. Uno es la flexibilidad, lo que implica darle a los niños la libertad y la mayor cantidad de opciones posibles para que expresen lo que saben. Puede ser a través de la escritura en un párrafo, pero también a través de un video, una imagen o un mapa conceptual. Lo importante es que esté toda la información que necesito, dependiendo de cada objetivo de aprendizaje. Por otro lado, están las barreras de aprendizajes, que son todo lo que nos inhabilita para aprender algo”, explica Kira. 

“Es la diversidad que existe entre todos nosotros la que a veces nos inhabilita para aprender algo, según el contexto. Yo, por ejemplo, tengo necesidades individuales especiales en una clase de música, porque no es lo mío y tengo muchas barreras: me da vergüenza, no tengo ninguna experiencia previa positiva, no sé expresarme y no lo entiendo. Pero si tú me pones en una clase de literatura, yo lo hago muy bien. Entonces depende del contexto cual es la barrera, pero todos las tenemos”, aclara Marita.

Los docentes de colegios con Sello EducaUC participaron con entusiasmo en esta capacitación, aportando desde su propia experiencia y valorando el haber tenido la oportunidad de profundizar en un área tan importante. “Las expositoras son muy amenas y aterrizadas en todo lo que nos han presentado. Ellas también son profesoras, por lo tanto, hablan desde la experiencia. Nos ha servido para ordenar la labor que cumplen los docentes en la sala y ha sido muy participativo. Es bueno poder estar en otro tipo de actividad con los profesores con los que trabajamos a diario”, comentó Ana González, coordinadora de primer ciclo en el Colegio Los Alpes. Por su parte, Camila Manríquez, docente del mismo establecimiento, agregó: “Lo que hemos aprendido es súper necesario para lo que nosotros hacemos y para saber cómo podemos apoyar más a los niños en el aula. También hemos compartido recursos o estrategias a utilizar para motivarlos”. 

En tanto, Amada Ormeño, profesora del Colegio Inmaculada Concepción, valoró haber podido comprender las implicancias que tendrá el Decreto 83 dentro de la sala de clases. “Me ha parecido súper entretenido. Yo había leído algo del Decreto 83 pero no había encontrado el tiempo para entenderlo bien. Ha sido muy informativo e interesante”. 

Galería de Imágenes

Comentarios

Inicie sesión para comentar